Como mantener una relación

Muchas veces te vez en la circunstancia de tener que presentarte a un grupo de personas. Algo que a veces es fundamental cuando nos vamos integrar al grupo en particular o cuando se trata de una reunión. Y es que estemos en el lugar que estemos si da la casualidad que nos integramos a un grupo de gente, las presentaciones del caso adquieren un carácter necesario y urgente, sin que por eso debamos tener incomodidad al hacerlas dado que facilita muchísimo la comunicación.
Nadie podrá negar que exista un grado de incomodidad así como de extrañeza cuando estas a punto de presentarte a un grupo de personas, pero desde luego que hablar, presentarse: siempre será mejor que no hacerlo. Pero vayamos por partes y es que antes de que lo hagamos siempre será mejor conocer algunos detalles, sobre todo si ya sabemos de antemano que nos veremos en una situación así. Por ello es fundamental sonreír. Dice mucho de nosotros. La gente lo percibe de inmediato. Es una forma de mostrarnos a los demás y de ir perdiendo también el nerviosismo que pueda suponer una situación como esa, sin embargo y aun cuando el lenguaje corporal podrá aunarse a la sonrisa, debemos entender que la sonrisa deberá ser natural, no se debe notar forzada como tampoco dar evidencias de una sonrisa nerviosa. Si se está en un grupo con personas de pie quizá no haya problema pero si resulta que todos están sentados, lo mejor será ponerse de pie para destacar y despertar al mismo tiempo la atención, desde luego que todos escuchan, eso da a entender también que lo que se comunica es algo importante.

relacion

En este particular caso la postura es también importante, estar recto, mirar a todos o hacer contacto visual con las personas que estén más próximas, de esa manera la gente se sentirá involucrada, la mirada en una y otra persona será fundamental.

Es importante también a la hora de presentarte a un grupo de personas tener en cuenta el saludo. Y aunque dependerá de la ocasión y la circunstancia decir buenos días, buenas tardes o bienvenidos será algo que nos dejará en un buen lugar dado que dirá bastante de nosotros. No olvidar el tono respetuoso y afable, a la hora de dirigirnos a las personas.
El grupo al cual nos dirigimos deberá saber nuestro nombre así como algunos detalles acerca de nosotros. Es importante tener en cuenta que es muy diferente estar en una reunión del equipo de fútbol de nuestro hijo, en ese caso diremos “hola soy padre de Héctor y estoy aquí…” la gente debe saber para qué estás ahí y si se trata de una reunión de trabajo y formas parte de un equipo es importante no hablar de temas ajenos a la profesión, decir que olvidaste de poner alpiste a tus canarios no es un comentario adecuado en una reunión laboral.
Uno debe resultar breve, pero hablar claro. Nada de acaparar la atención. Y es que el primer contacto cuenta, que se note que tienes interés, que participas pero sin exagerar, pero tampoco restarle importancia pues pueden pensar que no es de tu interés estar ahí.

Esta entrada fue publicada en parejas. Guarda el enlace permanente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *